Situado en el centro de Burgos y enfrente de la iglesia de San Cosme, del siglo XVI, permite acercarse a visitar, en escasos minutos, cualquiera de los más importantes monumentos de la ciudad, como el Museo de la Evolución y el Auditorio,
la Catedral de Burgos, la iglesia de San Nicolás, la de San Esteban o el Museo Arqueológico, entre otros.

Esta situación privilegiada hace también posible disfrutar de las zonas típicas de bares de tapas y ocio sin tener que efectuar largos desplazamientos.

El Hostal Temiño, a su vez, se caracteriza por estar bien comunicado con las carreteras de Madrid, Valladolid, Logroño, Vitoria y Santander, con accesos fáciles y cercanos, y a tan sólo dos minutos de la Estación de Autobuses.